Esta Guía de Implementación proporciona una orientación sobre lo que deberían hacer los Estados y otros para asegurarse de que a las niñas, niños y adolescentes que ejercen su derecho a defender los derechos humanos, no solo se les permita, sino que también se les empodere a hacerlo, sin brechas en sus propios derechos ni restricciones innecesarias o desproporcionadas.

Las niñas, niños y adolescentes (NNA) son titulares, reclamantes y defensores de derechos humanos (DDH); en todos los países y en todas las regiones, las niñas, los niños, y las y los adolescentes están defendiendo sus propios derechos humanos, y los derechos humanos en general.

Las niñas, niños y adolescentes que actúan como defensores de derechos humanos están moldeando la comprensión de los derechos humanos alrededor del mundo. Reconociendo su contribución y los desafíos singulares que pueden enfrentar, el Día de Debate General de 2018 (DDG2018) del Comité de los Derechos del Niño (el Comité) se enfocó en la protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes defensores de derechos humanos (NNA DDH). El DDG2018, así como la consulta global con niñas, niños y adolescentes que lo informó, proporcionó información sobre las diferentes formas en que las niñas, niños y adolescentes están actuando en defensa de los derechos humanos alrededor del mundo, desafiando las normas y prácticas actuales e insistiendo en que se los escuche. También identificó muchas de las barreras que deben enfrentar las niñas, niños y adolescentes cuando actúan como DDH. De allí emergió un panorama en cuanto a una gran variedad de desafíos que incluyen: falta de acceso a la información, incluso sobre sus propios derechos; no ser tomados seriamente por los adultos; recibir amenazas y abusos, físicos y verbales, tanto en línea como en persona; ser impedidos de actuar por sus familias, sus mayores, las escuelas o la policía; y no tener acceso o información sobre apoyos o recursos efectivos.

Aunque los adultos DDH también se enfrentan a muchos de estos desafíos, las niñas, niños y adolescentes tienen un conjunto distintivo de derechos humanos, especialmente en el marco de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) y sus Protocolos Facultativos, muchos de los cuales resultan relevantes para su labor como DDH o bien se encuentran directamente involucrados en ella.

La Declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos—abreviada frecuentemente como la Declaración sobre los defensores de derechos humanos (Declaración o DDDH)— y su comentario adicional aplican a‘todos’, incluidas las niñas, los niños y las y los adolescentes.

La Declaración no crea derechos nuevos, pero sí articula los derechos que existen actualmente en el derecho internacional de forma tal que puedan ser aplicados más fácilmente la situación y a la práctica de los DDH. La CDN, así como disposiciones especialmente dirigidas a las niñas, niños y adolescentes en otros instrumentos como la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD), son esenciales para traducir la Declaración en legislación, políticas y prácticas nacionales que sean apropiadas y efectivas para las niñas, niños y adolescentes.

Del mismo modo, la Declaración, y el marco jurídico que trae, constituyen una herramienta única que puede mejorar la implementación de la CDN a nivel nacional, especialmente con relación al derecho de los NNA DDH a ser oídos y a ejercer sus derechos civiles y políticos. Aunque ha habido intentos preliminares para incluir los derechos de las NNA en los marcos jurídicos nacionales de protección y empoderamiento de DDH, aún persisten grandes brechas en los marcos de los DDH y más allá.

Esta Guía de Implementación tiene como objetivo complementar las observaciones y consejos sobre los DDH, articulando los derechos de los NNA DDH e identificando aquello que es distintivo sobre los derechos de las niñas, niños y adolescentes. Proporciona una orientación sobre lo que deberían hacer los Estados y otros para asegurarse de que a las niñas, niños y adolescentes que ejercen su derecho a defender los derechos humanos, no solo se les permita, sino que también se les empodere a hacerlo, sin brechas en sus propios derechos ni restricciones innecesarias o desproporcionadas.

La Guía se basa en las recomendaciones del DDG2018 y las propias experiencias y opiniones de las niñas, niños y adolescentes sobre aquello que les permite actuar como DDH (representadas en las citas textuales a sus palabras). La Guía ha sido informada en su totalidad por las contribuciones de un Grupo Asesor compuesto por expertas y expertos internacionales. Actualmente, el Equipo Asesor de NNA de Child Rights Connect está desarrollando una versión de la Guía dirigida especialmente a las niñas, niños y adolescentes.

Descarga aquí “Los derechos de las niñas, niños y adolescentes defensores de derechos humanos: guía de implementación”.

Fuente: Child Rights Connect y Plataforma de la Infancia de España

Autora: Profesora Laura Lundy, Queen’s University Belfast Coordinadoras del proyecto: Ilaria Paolazzi y Agnès Gràcia Corberó

Diseño: Jennifer Conway

Traducción: María Soledad da Silva