No basta con pedirles a los varones que dejen de lado las prácticas machistas. Es necesario empezar a entender cómo se llegó a ese punto y qué herramientas se necesitan para empezar a construir otras maneras de habitar la masculinidad que no estén ligadas a formas de violencia y humillación, y que estén basadas en actitudes equitativas sobre las relaciones entre hombres y mujeres.

Read More