Reducir la transmisión intergeneracional de la desigualdad es el principal reto de nuestro sistema educativo, que debe potenciar al máximo el talento y las capacidades del alumnado, abriéndole oportunidades sin que en dicho proceso influyan factores de origen (clase social, renta, etnia, y discapacidad, entre otros).

Read More